¿porque se repite tanto el ave maría?

EL AVE MARÍA / ORACIÓN / PORQUE SE REPITE

La repetición del Ave María, expresión del amor que no se cansa de dirigirse a la persona amada.

El Rosario, camino de asimilación del misterio, ROSARIUM VIRGINIS MARIAE

26. El Rosario propone la meditación de los misterios de Cristo con un método característico, adecuado para favorecer su asimilación. Se trata del método basado en la repetición. Esto vale ante todo para el Ave Maria, que se repite diez veces en cada misterio

Si consideramos superficialmente esta repetición, se podría pensar que el Rosario es una práctica árida y aburrida. En cambio, se puede hacer otra consideración sobre el Rosario, si se toma como expresión del amor que no se cansa de dirigirse a la persona amada con manifestaciones que, incluso parecidas en su expresión, son siempre nuevas respecto al sentimiento que las inspira.
En Cristo, Dios ha asumido verdaderamente un «corazón de carne». Cristo no solamente tiene un corazón divino, rico en misericordia y perdón, sino también un corazón humano, capaz de todas las expresiones de afecto. A este respecto, si necesitáramos un testimonio evangélico, no sería difícil encontrarlo en el conmovedor diálogo de Cristo con Pedro después de la Resurrección. «Simón, hijo de Juan, ¿me quieres?» Tres veces se le hace la pregunta, tres veces Pedro responde: «Señor, tú lo sabes que te quiero» (cf. Jn 21, 15-17). Más allá del sentido específico del pasaje, tan importante para la misión de Pedro, a nadie se le escapa la belleza de esta triple repetición, en la cual la reiterada pregunta y la respuesta se expresan en términos bien conocidos por la experiencia universal del amor humano. Para comprender el Rosario, hace falta entrar en la dinámica psicológica que es propia del amor.
Una cosa está clara: si la repetición del Ave Maria se dirige directamente a María, el acto de amor, con Ella y por Ella, se dirige a Jesús. La repetición favorece el deseo de una configuración cada vez más plena con Cristo, verdadero 'programa' de la vida cristiana. San Pablo lo ha enunciado con palabras ardientes: «Para mí la vida es Cristo, y la muerte una ganancia» (Flp 1, 21). Y también: «No vivo yo, sino que es Cristo quien vive en mí» (Ga 2, 20). El Rosario nos ayuda a crecer en esta configuración hasta la meta de la santidad.


PABLO VI:
En efecto, en el Rosario, su elemento más característico –la repetición litánica del "Dios te salve, María"– se convierte también en alabanza constante a Cristo, término último del anuncio del Ángel y del saludo de la Madre del Bautista: "Bendito el fruto de tu seno" (Lc 1,42). Diremos más: la repetición del Ave Maria constituye el tejido sobre el cual se desarrolla la contemplación de los misterios: el Jesús que toda Ave María recuerda es el mismo que la sucesión de los misterios nos propone una y otra vez como Hijo de Dios y de la Virgen»

Palabras del Cardenal Ratzinger -ahora Papa Benedicto XVI:
De hecho, el rosario nos integra en ese saber primitivo en el que la repetición forma parte de la oración, de la meditación, en el que la repetición significa una forma de adentrarse en el ritmo del sosiego. Lo que importa no es tanto seguir con esfuerzo cada palabra de manera racional, sino todo lo contrario: dejarse llevar por la calma de la repetición, por lo cadencioso. Máxime teniendo en cuenta que no se trata de palabras vacías. Traen a mis ojos y a mi alma grandes imágenes y visiones y, sobre todo, la figura de María, y a través de ella la de Jesús.

Esas personas de las que hablábamos tenían que trabajar duramente. Al rezar, no podían emprender además grandes rutas intelectuales. Al contrario, necesitaban una oración que las tranquilizase, que las distrajera, que volviera a arrancarlas de sus preocupaciones y les mostrara el consuelo redentor. Creo que esa experiencia primitiva de la historia de las religiones, la de la repetición, del ritmo, de la palabra común, del coro que me lleva y se eleva y llena el espacio, que no me atormenta sino que me tranquiliza, consuela y libera; esa experiencia primitiva se ha cristianizado aquí por entero en el contexto mariano y en la aparición de la figura de Cristo al hacer rezar a las personas con enorme sencillez, enterándose al mismo tiempo del rezo, trascendiendo el ámbito intelectual al adentrarse el alma en las palabras.

MAS TEMAS SOBRE EL SANTO ROSARIO

Temor a la muerte?



















RECHACEMOS EL TEMOR A LA MUERTE CON EL PENSAMIENTO DE LA INMORTALIDAD QUE LA SIGUE

Si el mundo odia al cristiano, ¿por qué amas al que te odia, y no sigues más bien a Cristo, que te ha redimido y te ama? Juan, en su carta, nos exhorta con palabras bien elocuentes a que no amemos el mundo ni sigamos las apetencias de la carne: No améis al mundo -dice- ni lo que hay en el mundo. Quien ama al mundo no posee el amor del Padre, porque todo cuanto hay en el mundo es concupiscencia de la carne, concupiscencia de los ojos y soberbia de la vida. El mundo pasa y sus concupiscencias con él. Pero quien cumple la voluntad de Dios permanece para siempre. Procuremos más bien, hermanos muy queridos, con una mente íntegra, con una fe firme, con una virtud robusta, estar dispuestos a cumplir la voluntad de Dios, cualquiera que ésta sea; rechacemos el temor a la muerte con el pensamiento de la inmortalidad que la sigue. Demostremos que somos lo que creemos.
continua leyendo...

Que sentido tiene la muerte?

Quien maneja tu vida?

Me llegó este vídeo sobre el tema de la música que se esta escuchando, viendo y bailando en la actualidad, que gusta mucho a los jóvenes y también adultos.

Tiene imágenes muy pesadas para los que no estamos acostumbrados. Pero como padres, maestros y amigos preocupados por la salud mental y espiritual de los niños y jóvenes, debemos conocer esta realidad y hacer conocer de los que gustan de esta música.

Comparta este vídeo.



JÓVENES CUIDADO CON EL SATANISMO, da click aquí para ir al tema.

Oración por los difuntos

A NUESTROS DIFUNTOS
ALMAS DEL PURGATORIO

Pidiendo la poderosa intercesión de la Virgen del Carmen.

Piadosa Madre del Carmelo, Protectora de todos los que sufren y de quienes se purifican para participar en el gozo celestial, escucha nuestras oraciones.

Te encomendamos a nuestros hermanos ya fallecidos especialmente a .............
y a todas las benditas almas del purgatorio.

Intercede ante tu Hijo Jesucristo nuestro Salvador, para que sea con ellos juez misericordioso y les perdone las culpas que en su fragiliadad cometieron.
Vela por quienes seguimos en este mundo y concédenos la gracia de amarte
y honrarte para siempre para que tú nos guíes a tu Hijo y con Él participemos de la gloria eterna.

Concédele Señor el descanso eterno a todas las benditas almas.
Brille para ellas la luz perpetua
Por la misericordia de Dios 
descansen en paz todos nuestros hermanos difuntos.
Amén.

Sentido Cristiano de la Muerte, Papa Francisco

Que hay después de la muerte? - 
Porque el sufren los niños? - Porque mueren los niños?
Visión errónea de la muerte.

Entre nosotros, por lo general, existe un modo erróneo de mirar la muerte. La muerte nos atañe a todos, y nos interroga de modo profundo, especialmente cuando nos toca de cerca, o cuando golpea a los pequeños, a los indefensos, de una manera que nos resulta «escandalosa». A mí siempre me ha impresionado la pregunta: ¿por qué sufren los niños?, ¿por qué mueren los niños? Si se la entiende como el final de todo, la muerte asusta, aterroriza, se transforma en amenaza que quebranta cada sueño, cada perspectiva, que rompe toda relación e interrumpe todo camino. Esto sucede cuando consideramos nuestra vida como un tiempo cerrado entre dos polos: el nacimiento y la muerte; cuando no creemos en un horizonte que va más allá de la vida presente; cuando se vive como si Dios no existiese. Esta concepción de la muerte es típica del pensamiento ateo, que interpreta la existencia como un encontrarse casualmente en el mundo y un caminar hacia la nada. Pero existe también un ateísmo práctico, que es un vivir sólo para los propios intereses y vivir sólo para las cosas terrenas. Si nos dejamos llevar por esta visión errónea de la muerte, no tenemos otra opción que la de ocultar la muerte, negarla o banalizarla, para que no nos cause miedo.

Pero a esta falsa solución se rebela el «corazón» del hombre, el deseo que todos nosotros tenemos de infinito, la nostalgia que todos nosotros tenemos de lo eterno. Entonces, ¿cuál es el sentido cristiano de la muerte? Si miramos los momentos más dolorosos de nuestra vida, cuando hemos perdido una persona querida —los padres, un hermano, una hermana, un cónyuge, un hijo, un amigo—, nos damos cuenta que, incluso en el drama de la pérdida, incluso desgarrados por la separación, sube desde el corazón la convicción de que no puede acabarse todo, que el bien dado y recibido no fue inútil. Hay un instinto poderoso dentro de nosotros, que nos dice que nuestra vida no termina con la muerte.

Esta sed de vida encontró su respuesta real y confiable en la resurrección de Jesucristo. La resurrección de Jesús no da sólo la certeza de la vida más allá de la muerte, sino que ilumina también el misterio mismo de la muerte de cada uno de nosotros. Si vivimos unidos a Jesús, fieles a Él, seremos capaces de afrontar con esperanza y serenidad incluso el paso de la muerte. La Iglesia, en efecto, reza: «Si nos entristece la certeza de tener que morir, nos consuela la promesa de la inmortalidad futura». Es ésta una hermosa oración de la Iglesia. Una persona tiende a morir como ha vivido. Si mi vida fue un camino con el Señor, un camino de confianza en su inmensa misericordia, estaré preparado para aceptar el momento último de mi vida terrena como el definitivo abandono confiado en sus manos acogedoras, a la espera de contemplar cara a cara su rostro. Esto es lo más hermoso que nos puede suceder: contemplar cara a cara el rostro maravilloso del Señor, verlo como Él es, lleno de luz, lleno de amor, lleno de ternura. Nosotros vayamos hasta este punto: contemplar al Señor.

En este horizonte se comprende la invitación de Jesús a estar siempre preparados, vigilantes, sabiendo que la vida en este mundo se nos ha dado también para preparar la otra vida, la vida con el Padre celestial. Y por ello existe una vía segura: prepararse bien a la muerte, estando cerca de Jesús. Ésta es la seguridad: yo me preparo a la muerte estando cerca de Jesús. ¿Cómo se está cerca de Jesús? Con la oración, los sacramentos y también c0n la práctica de la caridad. Recordemos que Él está presente en los más débiles y necesitados. Él mismo se identificó con ellos, en la famosa parábola del juicio final, cuando dice: «Tuve hambre y me disteis de comer, tuve sed y me disteis de beber, fui forastero y me hospedasteis, estuve desnudo y me vestisteis, enfermo y me visitasteis, en la cárcel y vinisteis a verme... Cada vez que lo hicisteis con uno de estos mis hermanos más pequeños, conmigo lo hicisteis» (Mt 25, 35-36.40). Por lo tanto, una vía segura es recuperar el sentido de la caridad cristiana y de la participación fraterna, hacernos cargo de las llagas corporales y espirituales de nuestro prójimo. La solidaridad al compartir el dolor e infundir esperanza es prólogo y condición para recibir en herencia el Reino preparado para nosotros. Quien practica la misericordia no teme la muerte. Pensad bien en esto: ¡quien practica la misericordia no teme la muerte! ¿Estáis de acuerdo? ¿Lo decimos juntos para no olvidarlo? Quien practica la misericordia no teme a la muerte. ¿Por qué no teme a la muerte? Porque la mira a la cara en las heridas de los hermanos, y la supera con el amor de Jesucristo.

Si abrimos la puerta de nuestra vida y de nuestro corazón a los hermanos más pequeños, entonces incluso nuestra muerte se convertirá en una puerta que nos introducirá en el cielo, en la patria bienaventurada, hacia la cual nos dirigimos, anhelando morar para siempre con nuestro Padre Dios, con Jesús, con la Virgen y con los santos.
PAPA FRANCISCO, Miércoles 27 de noviembre de 2013

Sentido de la muerte, según el catecismo

Arcángeles Miguel, Gabriel y Rafael

FIESTA DE LOS SANTOS ARCÁNGELES, 29 DE SEPTIEMBRE

De todos modos, si nuestro futuro está en lo cielos, ¿por qué no anticiparlo lo más posible?
¿Por qué no vivir en la tierra, como si ya estuviéramos en el cielo?
Si hemos de vivir para siempre en el cielo con nuestros hermanos, ¿por qué no entrenarnos ya ahora con verdadero amor?
¿Por qué, durante nuestra jornada terrena, no buscamos más espacios para conversar con Jesús y con la Virgen María?
¿Por qué no cultivamos una amistad más íntima con nuestros santos predilectos?
¿Por qué no tenemos más familiaridad con los ángeles?
Y esto, no para desentendernos de nuestros compromisos temporales, sino para ser más responsables.


Actualmente, se habla mucho de los ángeles: se encuentran libros de todo tipo que tratan este tema; se venden "angelitos" de oro, plata o cuarzo; las personas se los cuelgan al cuello y comentan su importancia y sus nombres. 


Hay que tener cuidado, pues se puede caer en dar a los ángeles atribuciones que no les corresponden y elevarlos a un lugar de semidioses, convertirlos en "amuletos" que hacen caer en la idolatría, o crear confusiones entre lo que son las inspiraciones del Espíritu Santo y los consejos de los ángeles. 


Miguel significa "¿quién como Dios?" Fue su divisa de guerra contra Lucifer y los ángeles rebeldes cuando quisieron igualarse con el Creador. Miguel es el jefe de la milicia celestial, es el príncipe de la luz. Es el defensor de la justicia, por lo que se le representa con una balanza. Es el protector y defensor de la Iglesia. Es la fiesta más antigua en honor de los ángeles. Es patrono de radiólogos y de los policías.

Gabriel significa "fortaleza de Dios". Es el anunciador, el gran mensajero celestial. A Daniel le anunció la venida del Mesías. A Zacarías le anunció el nacimiento del precursor de Jesús, Juan el Bautista. Y seis meses después se presentó en Nazaret y trajo a María la noticia más grande y feliz de todos los siglos: el Amor eterno la había escogido para ser madre del Redentor. Es patrono de las comunicaciones y de los filatelistas. El Embajador San Gabriel es también patrono de los embajadores.

Rafael significa "medicina de Dios". Curó a Tobit y acompañó a su hijo Tobías en el viaje que emprendió enviado por su padre. Curó también a Sara, la mujer de Tobías. Es el acompañante fiel y portador de salud. Es patrono de los novios y de los esposos. Le tienen también por patrono los caminantes, los marineros, los ciegos, los enfermos de peste, los farmacéuticos y los médicos.


La misión de los ángeles es amar, servir y dar gloria a Dios, ser mensajeros y cuidar y ayudar a los hombres. Ellos están constantemente en la presencia de Dios, atentos a sus órdenes, orando, adorando, vigilando, cantando y alabando a Dios y pregonando sus perfecciones. Se puede decir que son mediadores, custodios, guardianes, protectores y ministros de la justicia divina. 

Continua aquí

Oraciones a los ángeles


Cumpleaños de la Virgen María

NATIVIDAD DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA.
Celebremos con alegría el Nacimiento de María, la Virgen: de Ella salió el Sol de justicia, Cristo, nuestro Dios. (antífona de entrada)

«El alma de María fue la más bella que Dios crió, de tal manera que, después de la encarnación del Verbo, esta fue la obra mayor y más digna que el Omnipotente llevó a cabo en este mundo» San Alfonso M.ª de Ligorio, Las glorias de María.

"La gracia de María en el momento de su concepción sobrepasó las gracias de todos los santos y ángeles juntos, pues Dios da a cada uno la gracia que corresponde a su misión en el mundo". Santo Tomás

"Fue tan grande María en santidad y belleza expone San Bernardo, que no convenía que Dios tuviese otra Madre, ni convenía tampoco que María tuviese otro Hijo que Dios" 

"Y San Buenaventura afirma que Dios puede hacer un mundo mayor, pero no puede hacer una madre más perfecta que la Madre de Dios"

Dios quiso expresamente que naciéramos, y nos llamó a un destino eterno de felicidad y de amor. Recordemos hoy también nosotros que hemos recibido de Dios una llamada a la santidad, a cumplir una misión concreta en el mundo.

Contemplando la plenitud de gracia y la belleza de Nuestra Señora, también debemos pensar que Dios nos da a cada uno las gracias necesarias y suficientes, sin que falte una, para llevar a cabo nuestra vocación específica en medio del mundo.

¿Cuántos años cumple hoy la Virgen María?...
 Para Ella el tiempo ya no pasa, porque ha alcanzado la plenitud de la edad, 
esa juventud eterna y plena que nace de la participación en la juventud de Dios.
 La Virgen , según nos dice San Agustín, «es más joven que todos»

NATIVIDAD DE LA VIRGEN MARIA, fiesta, 8 de septiembre

NACIMIENTO DE LA VIRGEN MARÍA
FIESTA: 8 de septiembre

Aleluya, aleluya.
Dichosa , santísima Virgen María, y digna de toda alabanza, porque de ti nació el sol de justicia, Jesucristonuestro Dios.
Aleluya.
El nacimiento de la Virgen María tuvo privilegios únicos. Ella vino al mundo sin pecado original. María, la elegida para ser Madre de Dios, era pura, santa, con todas las gracias más preciosas. Tenía la gracia santificante, desde su concepción.

Después del pecado original de Adán y Eva, Dios había prometido enviar al mundo a otra mujer cuya descendencia aplastaría la cabeza de la serpiente. Al nacer la Virgen María comenzó a cumplirse la promesa.

Del libro del profeta Miqueas (5, 1-4)
Esto dice el Señor: “De tiBelén de Efrata, pequeña entre las aldeas de Judá, de ti saldrá el jefe de Israel, cuyos orígenes se remontan a tiempos pasados, a los días más antiguos.
Por eso, el Señor abandonará a Israel, mientras no a luz la que ha de dar a luz. Entonces el resto de sus hermanos se unirá a los hijos de Israel. El se levantará para pastorear a su pueblo con la fuerza y la majestad del Señor, su Dios. Ellos habitarán tranquilos, porque la grandeza del que ha de nacer llenará la tierra y él mismo será la paz”.
Del evangelio segun san Mateo 1, 18-23
Todo esto sucedió para que se cumpliera lo que había dicho el Señor por boca del profeta Isaías:
He aquí que la virgen concebirá y dará a luz un hijo, a quien pondrán el nombre de Emmanuel, que quiere decir Dios-con-nosotros.

La vida de la Virgen María nos enseña a alabar a Dios por las gracias que le otorgó y por las bendiciones que por Ella derramó sobre el mundo. Podemos encomendar nuestras necesidades a Ella.

La fiesta de la Natividad de la Santísima Virgen María se comenzó a celebrar oficialmente con el Papa San Sergio (687-701 d.C.) al establecer que se celebraran en Roma cuaro fiestas en honor de Nuestra Señora: la Anunciación, la Asunción, la Natividad y la Purificación.

Se desconoce el lugar donde nació la Virgen María. Algunos dicen que nació en Nazaret, pero otros opinan que nació en Jerusalén, en el barrio vecino a la piscina de Betesda. Ahí, ahora, hay una cripta en la iglesia de Santa Ana que se venera como el lugar en el que nació la Madre de Dios.

Algo que no debes olvidar

María vino al mundo sin pecado original y con la gracia santificante.
La Virgen María fue escogida para ser la Madre de Dios.
La Virgen María fue pura y santa.
Al nacer la Virgen María se cumplió la promesa de Dios de que mandaría al mundo a una mujer de la que nacería el Salvador para liberarnos del pecado.

Cómo vivir la fiesta en familia

Llevar flores a la Virgen en alguna capilla, en señal de que la amamos y dando gracias a Dios por haberla creado y escogido para esa gran misión.

Pedir a la Santísima Virgen María, para que nos consiga la gracia que más necesitemos en este momento de nuestra vida, como familia.

Oración

María, en este día que festejamos tu nacimiento, te pido que me ayudes a estar siempre cerca de ti y de tu Hijo Jesús.

Gran parte del texto se ha tomado del autor: Tere Fernández | Fuente: Catholic.net 


Ver presentación, de click aquí

El Señor busca la oveja que se extravió, Mat 18, 12

PAPA FRANCISCO - EL ROSTRO MISERICORDIOSO DE DIOS - MISERICORDIA DIVINA
Homilía del 07/04/2013, Capilla papal para la toma de posesión de la cátedra del obispo de Roma (trad. © Libreria Editrice Vaticana)

Adán después del pecado sintió vergüenza, se ve desnudo, siente el peso de lo que ha hecho; y sin embargo Dios no lo abandona: si en ese momento, con el pecado, inicia nuestro exilio de Dios, hay ya una promesa de vuelta, la posibilidad de volver a Él. Dios pregunta enseguida: «Adán, ¿dónde estás?» (Gn 3,9), lo busca. Jesús quedó desnudo por nosotros, cargó con la vergüenza de Adán, con la desnudez de su pecado para lavar nuestro pecado: sus llagas nos han curado. (Is 53,5; 1P 2,24) Acordaos de lo de san Pablo: ¿De qué me puedo enorgullecer sino de mis debilidades, de mi pobreza? (cf 2Co 11,30s) Precisamente sintiendo mi pecado, mirando mi pecado, yo puedo ver y encontrar la misericordia de Dios, su amor, e ir hacia Él para recibir su perdón.

En mi vida personal, he visto muchas veces el rostro misericordioso de Dios, su paciencia; he visto también en muchas personas la determinación de entrar en las llagas de Jesús, diciéndole: Señor estoy aquí, acepta mi pobreza, esconde en tus llagas mi pecado, lávalo con tu sangre (Ap 1,5). Y he visto siempre que Dios lo ha hecho, ha acogido, consolado, lavado, amado.

Queridos hermanos y hermanas, dejémonos envolver por la misericordia de Dios; confiemos en su paciencia que siempre nos concede tiempo; tengamos el valor de volver a su casa, de habitar en las heridas de su amor dejando que Él nos ame, de encontrar su misericordia en los sacramentos. Sentiremos su ternura, tan hermosa, sentiremos su abrazo y seremos también nosotros más capaces de misericordia, de paciencia, de perdón y de amor.

OTROS TEMAS SOBRE LA DIVINA MISERICORDIA:

-LA MISERICORDIA DIVINA Y LA MISERICORDIA HUMANA

-Ora la CORONILLA 


Bautizar TODAS LAS GENTES sin importar la edad

PORQUE HAY QUE BAUTIZAR A LOS NIÑOS?

¿Dónde en la Biblia dice que bauticen a los niños?

Podríamos responder con otra pregunta: ¿Dónde en la Biblia dice que se bauticen sólo los adultos?.

Pero además tanto la Biblia como la práctica de la Iglesia desde el primer siglo indican que los niños deben ser bautizados en la fe de sus padres. El bautismo es un don para la salvación de todos, incluso de los niños.

Lo que dice el CATECISMO:
1250 Puesto que nacen con una naturaleza humana caída y manchada por el pecado original, los niños necesitan también el nuevo nacimiento en el Bautismo (cf DS 1514) para ser librados del poder de las tinieblas y ser trasladados al dominio de la libertad de los hijos de Dios (cf Col 1,12-14), a la que todos los hombres están llamados. La pura gratuidad de la gracia de la salvación se manifiesta particularmente en el bautismo de niños. Por tanto, la Iglesia y los padres privarían al niño de la gracia inestimable de ser hijo de Dios si no le administraran el Bautismo poco después de su nacimiento (cf CIC can. 867; CCEO, can. 681; 686,1).

QUE DICE LA BIBLIA?

Mat 28:18-20:  Jesús se acercó a ellos y les habló así: "Me ha sido dado todo poder en el cielo y en la tierra. Id, pues, y haced discípulos a todas las gentes bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo y enseñándoles a guardar todo lo que yo os he mandado. Y he aquí que yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo."

Jesús enseñó la necesidad de que todos se bauticen para obtener la salvación (Jn 3,5), la cual es un don. El no excluyó a los niños.
 "Jesús les contestó: yo les aseguro que nadie puede entrar en el Reino de Dios, sino nace del agua y del Espíritu. Lo que nace del hombre es humano, lo engendrado por el Espíritu es espiritual. Tienes que nacer de lo alto".
El bautismo es un don para todos, no solo adultos: 
Hch 2:39 pues la Promesa es para vosotros y para vuestros hijos, y para todos los que están lejos, para cuantos llame el Señor Dios nuestro".

 "En aquella misma hora de la noche el carcelero los tomó consigo, les lavó las heridas y luego recibió el bautismo CON TODOS LOS SUYOS" Hch.16,35.

Hch 16:15 Cuando ella y los de su casa recibieron el bautismo, suplicó: "Si juzgáis que soy fiel al Señor, venid y hospedaos en mi casa." Y nos obligó a ir.

"¡Ah, sí! También BAUTICE A LA FAMILIA DE ESTEBAN. Fuera de éstos no recuerdo haber bautizado ningún otro" lCor.1,16.

Para ir a los demás temas del manual DEFIENDE TU FE 

Tratado de la Verdadera Devoción a la Santísima Virgen María

(San Luis María Grignion de Montfort)

Por medio de la Santísima Virgen vino Jesucristo al mundo y por medio de Ella debe también reinar en el mundo.

La espiritualidad de San Luis María sigue hoy día siendo amada por el Papa y perseguida por muchos aun de la Iglesia. Es porque enseña un camino muy claro y exigente que no permite ambigüedades ni medias tintas. El amor lo reclama todo.

La espiritualidad de San Luis María de Montfort se basa en dos fundamentos:

1-Reproducir la imagen de Cristo Crucificado en nosotros.
2-Hacerlo a través y por medio de nuestra consagración a María como esclavo de amor.

En otras palabras: vivir la Cruz Redentora a través de María.

María es un misterio
a) A causa de su humildad
b) Por disposición divina
c) Por su grandeza excepcional
María no es suficientemente conocida
Hay que conocer mejor a María


Necesidad del Culto a María


1. En la Encarnación
2. En los misterios de la Redención


A. Misión de María en el pueblo de Dios
1. Colaboradora de Dios
2. Influjo maternal de María
3. Señal de fe auténtica
4. María, Madre de la Iglesia
5. María, figura de la Iglesia
B. Consecuencias
1. María es Reina de los corazones
2. María es necesaria a los hombres
a) Para la salvación
b) Para una perfección particular


1. María y los últimos tiempos
2. María y la lucha final
3. María y los apóstoles de los últimos tiempos




1. Jesucristo, fin último del culto a la Santísima Virgen (primera verdad)
2. Pertenecemos a Cristo y a María (segunda verdad)
3. Debemos revestirnos del hombre nuevo, Jesucristo (tercera verdad)
4. La acción maternal de María facilita el encuentro personal con Cristo (cuarta verdad)
5. Llevamos el tesoro de la gracia en vasos de arcilla (quinta verdad)
1. Los devotos críticos
2. Los devotos escrupulosos
3. Los devotos exteriores
4. Los devotos presuntuosos
5. Los devotos inconstantes
6. Los devotos hipócritas
7. Los devotos interesados


1. Devoción interior
2. Devoción tierna
3. Devoción santa
4. Devoción constante
5. Devoción desinteresada


1. Prácticas comunes
2. La práctica más perfecta




1. Consagración perfecta y total
2. Perfecta renovación de las promesas bautismales
3. Respuesta a algunas objeciones


1. Esta devoción nos consagra totalmente al servicio de Dios
2. Esta devoción hace que imitemos el ejemplo de Jesucristo y practiquemos la humildad
3. Esta devoción nos alcanza la protección maternal de María
1) María se da a su esclavo
2) María purifica nuestras buenas obras, las embellece y hace aceptables a su Hijo divino
4. Esta devoción es un medio excelente para procurar la mayor gloria de Dios
5. Esta devoción conduce a la unión con el Señor
1) Es camino fácil
2) Es camino corto
3) Es camino perfecto
4) Es camino seguro
6. Esta devoción nos lleva a la plena libertad de los hijos de Dios
7. Esta devoción procura grandes ventajas al prójimo
8. Esta devoción es un medio maravilloso de perseverancia


1. Historia bíblica de Rebeca y Jacob
2. Explicación
1º) Esaú, figura de los réprobos
2º) Jacob, figura de los predestinados
3º) Comportamiento de los predestinados y los réprobos
4º) Solicitud de María con sus fieles servidores
1. María los ama
2. María los alimenta
3. María los conduce
4. María los defiende
5. María intercede por ellos


1. Conocimiento y valorización de sí mismo
2. Participación en la fe de María
3. Madurez cristiana
4. Gran confianza en Dios y en María
5. Comunicación de María y de su espíritu
6. Transformación en María a imagen de Jesucristo
7. La mayor gloria de Jesucristo


A) Prácticas exteriores
1. Preparar y hacer la consagración total
2. Rezo de la Coronilla
3. Llevar cadenillas de hierro
4. Celebración especial del misterio de la Encarnación
5. Recitación del Avemaría y del Rosario
6. Recitación del Magnificat
7. Menosprecio del mundo
B) Prácticas interiores
1. Obrar por María o conforme al espíritu de María
2. Obrar con María o imitando a María
3. Obrar en María o en íntima unión con Ella
4. Obrar para María o al servicio de María


A) Antes de la Comunión
B) En la Comunión
C) Después de la Comunión




CONSAGRACIÓN
de sí mismo a Jesucristo, la Sabiduría Encarnada,
por las manos de María
CORONILLA DE LAS DOCE ESTRELLAS
Corona de Gloria
Corona de poder
Corona de Bondad

Oración