LO QUE PIDE LA ORACIÓN LO ALCANZA EL AYUNO Y LO RECIBE LA MISERICORDIA

De los Sermones de san Pedro Crisólogo, obispo
(Sermón 43: PL 52, 320. 322)


Apartes de este documento:
Tres cosas hay, hermanos, por las que se mantiene la fe, se conserva firme la devoción, persevera la virtud. Estas tres cosas son la oración, el ayuno y la misericordia.
  • El ayuno es el alma de la oración, la misericordia es lo que da vida al ayuno.
- El que ayuna que procure entender el sentido del ayuno: que se haga sensible al hambre de los demás, si quiere que Dios sea sensible a la suya;

- Hombre, sé para ti mismo la medida de la misericordia;

- Hombre, ofrece a Dios tu alma, ofrécele el sacrificio del ayuno,
  Mas, para que esto sea acepto a Dios, al ayuno debe acompañar la misericordia;

 Tú que ayunas, sabe que tu campo, si está en ayunas de misericordia, ayuna él también; en cambio, la liberalidad de tu misericordia redunda en abundancia para tus graneros. Mira, por tanto, que no salgas perdiendo, por querer guardar para ti, antes procura recolectar a largo plazo; al dar al pobre das a ti mismo, y lo que no dejas para los demás no lo disfrutarás tú luego.

 -En el siguiente enlace, el documento completo; http://docs.google.com

Para volver a otros temas de reflexión http://www.hizomasfuertemife/cuaresma/
Publicar un comentario