Coronilla de la Divina Misericordia.

CORONILLA DE LA DIVINA MISERICORDIA / ORACIONES
"Mi corazón se alegra de este título de misericordia. Proclama que la misericordia es el atributo más grande de Dios. Todas las obras de Mis manos están coronadas por la misericordia." (Diario #300 p.153)

Reza incesantemente esta coronilla que te he enseñado. Quienquiera que la rece recibirá gran misericordia a la hora de la muerte" (Diario,687)

"A las almas que recen esta coronilla, Mi misericordia las envolverá en vida y especialmente a la hora de la muerte" (Diario,754)

Oración a Jesús Sacramentado


Oh, amado Jesús.
Ayúdame a esparcir Tu fragancia
por donde quiera que vaya.

Inunda mi alma con Tu Espíritu y Vida.

Penetra y posee todo mi ser tan completamente, que mi vida entera sea un resplandor de la Tuya.

Brilla a través de mi y permanece tan dentro de mi, que cada alma
con que me encuentre pueda sentir Tu presencia en la mía.

¡Permite que no me vean a mi sino solamente a Jesús!
Quédate conmigo y empezaré a resplandecer como Tú, a brillar
tanto que pueda ser una luz para los demás.

La luz oh, Jesús, vendrá toda de Tí,
nada de ella será mía;
serás Tú quien resplandezca
sobre los demás a través de mi.

Brillando sobre quienes me rodean,
permíteme alabarte como mas te gusta.

Permíteme predicarte sin predicar,
no con palabras sino a través de mi ejemplo,
a través de la fuerza atractiva,
de la influencia armoniosa de todo lo que haga, de la inefable plenitud del amor
que existe en mi corazón por Tí.
Amén.

Esta oración fue publicada por el padre Sergio

Oración por mi hijo



Querido y amoroso Padre Celestial.
Cuando el fue un bebé, yo lo tuve en mis manos, así cómo tu me tomaste tiernamente en las tuyas.
Enséñame a confiar y no temer por mi hijo, el a crecido y ya no depende de mi, él a comenzado su propia vida.
Padre amoroso así cómo yo soy tu hija, él lo es también para ti.
Permíteme entregártelo! Muéstrame qué toda autoridad viene solamente de ti Señor.
Hazme un instrumento verdaderamente genuino para saber cómo guiarlo; déjame ser fuerte por su amor, ayúdame a disciplinar sin enojo o frustración, pero si con sabiduría y con amor.
Permite tratarlo como tú me tratas a mi; aceptando, perdonando, guiando y aconsejando, permitiéndome Señor ser buena madre para mi hijo.
Jesús dió su vida por mi, permíteme dar mis deseos, mis planes a tu santa voluntad.
Permítele que llegue a conocerte y rodéalo de gente buena qué le hablen de ti. Pero sobretodo te pido qué te vea en el rostro del pobre, del enfermo y del solitario.
Querido y amoroso Señor permítele qué te encuentre cómo amigo, cómo maestro, pero sobretodo cómo Padre nuestro!
Todo esto te lo pido en el nombre de Tu Hijo amado qué vive y reina por los siglos de los siglos...
AMEN

De la publicación del canal del Padre Sergio

LUCHA CONTRA EL DEMONIO - ENGAÑO DEL DIABLO - ENFERMEDAD MENTAL O POSESIÓN?

Cómo se vence al demonio?

Papa Francisco, Roma 11 de octubre de 2013 (Zenit.org)

San Lucas 11, 15-26.
Siempre debemos vigilar contra el engaño del diablo. Es lo que dijo el papa Francisco en la misa de la mañana del viernes en la Casa Santa Marta. El pontífice señaló que no se puede seguir la victoria de Jesús sobre con el mal "en el medio", y reiteró que no hay que confundir, relativizar la verdad en la lucha contra el demonio.

Jesús echa fuera demonios, y alguien empieza a dar explicaciones "para disminuir la fuerza del Señor". El papa Francisco centró su homilía sobre el evangelio de hoy y recordó de inmediato que siempre existe la tentación de menospreciar la figura de Jesús como si fuera "en el mejor de los casos un curandero", que no debe tomarse "muy en serio". Una actitud, dijo, que "ha llegado a nuestros días":

"Hay algunos sacerdotes que al leer este pasaje del evangelio, este y otros, dicen: ‘Pero, Jesús sanó a una persona de una enfermedad mental’. Es cierto que en aquel momento se podía confundir una epilepsia con la posesión demoníaca; ¡pero también es cierto que era el diablo! Y no tenemos derecho a hacer tan simple la cosa, como para decir: ‘Todos estos no eran endemoniados; eran enfermos mentales’. ¡No! La presencia del demonio está en la primera página de la Biblia y la Biblia termina con la presencia del diablo, con la victoria de Dios sobre el demonio".

Para ello, advirtió, "no hay que ser ingenuos". El papa observó que el Señor nos da algunos criterios para "discernir" la presencia del mal y seguir en el "camino cristiano cuando hay tentaciones". Uno de los criterios es "no seguir la victoria de Jesús sobre el mal" solo "a medias". "O estás conmigo --dice el Señor-- o estás contra mí".

Jesús, añadió, vino a destruir al diablo, "a darnos la liberación" de la "esclavitud del diablo sobre nosotros". Y, advirtió, no se puede decir que exageramos. "En este punto, dijo, no hay matices. Hay una lucha, y una lucha en la que se juega la salud, la salud eterna, la salvación eterna” para todos nosotros. Luego está el criterio de la vigilancia. "Siempre debemos vigilar --dijo el papa--, vigilar contra el engaño, contra la seducción del mal":

"Y podemos hacernos la pregunta: ‘Vigilo sobre mí, sobre mi corazón, sobre mis sentimientos y mis pensamientos? ¿Guardo el tesoro de la gracia? ¿Protejo la presencia del Espíritu Santo en mí? ¿O dejo todo así nomás y creo que está bien?' Pero si no lo cuidas, viene uno que es más fuerte que tú. Pero cuando viene otro más fuerte y lo vence, le quita las armas en que confiaba, y reparte los despojos. ¡Hay que vigilar! Pero con tres criterios. No hay que confundir la verdad. Jesús lucha contra el diablo: el primer criterio. Segundo criterio: quien no está con Jesús, está en contra de Jesús. No hay actitudes en medio. Tercer criterio: la vigilancia en nuestro corazón, porque el diablo es astuto. ¡Nunca se aleja para siempre! Solo en el último día lo hará".

Cuando el espíritu inmundo sale del hombre, recordó el papa, "vaga por lugares desiertos, buscando reposo, y no hallándolo, dice: 'Volveré a mi casa de donde salí' Y cuando la encuentra "barrida y adornada", entonces va y "toma otros siete espíritus peores que él, que vienen y toman posesión de la morada". Y, así, "el postrer estado de aquel hombre resulta peor que el primero".

"La vigilancia…, porque la estrategia de él es aquella: ‘Te has convertido en un cristiano, ve adelante en tu fe, te dejo, te dejo tranquilo. Pero luego, cuando te acostumbras y no vigilas tanto y te sientes seguro, voy a estar de vuelta’. ¡El evangelio de hoy comienza con el demonio expulsado y termina con el demonio que vuelve! San Pedro lo dijo: “Es como un león feroz, que gira a nuestro alrededor". Es así.

‘Pero, padre, ¡usted es un poco anticuado! Nos hace asustar con estas cosas...’. ¡No, yo no! ¡Es el Evangelio! Y no se trata de mentiras: ¡es la Palabra del Señor! Le pedimos al Señor la gracia de tomar en serio estas cosas. Él vino a luchar por nuestra salvación. ¡Él ha vencido al demonio! Por favor, ¡no hagamos tratos con el diablo! Él trata de volver a casa, a tomar posesión de nosotros... ¡No relativizar, sino vigilar! ¡Y siempre con Jesús!".

Traducido y adaptado por José A. Varela del texto en italiano de Radio Vaticana

Dame tus ojos para saber mirar

Madre nuestra, dame. Oración


Amada Madre nuestra, Virgen santa y pura:
Dame tus ojos para saber mirar, si miro con ellos jamás podré pecar.
Dame tus labios, Madre, para poder rezar; si rezo con tus labios, Jesús me escuchará.
Dame tu bondadosa lengua, Madre, para ir a comulgar, es tu lengua patena de gracia y santidad.
Dame tus manos, Madre, que quiero trabajar, para que por Tí mi trabajo valga para la eternidad.
Dame tu manto, Madre, que cubra mi maldad, cubierto con tu manto al cielo he de llegar.
Dame tu Cielo, Madre, para poder gozar,,si Tú me das el Cielo, ¿qué más puedo anhelar?.
Dame a Jesús, Oh Madre, para poder amar; esta será mi dicha por toda la eternidad.
Dame tu amor y tu consuelo para caminar, y juntos cada día, el Reino propagar. Amén.

Invocaciones al Sagrado Corazón de Jesús

Invocaciones al Sagrado Corazón de Jesús

Amor del Corazón de Jesús abrásanos
Caridad del Corazón de Jesús derrámate en nosotros
Fuerza del Corazón de Jesús sostennos
Misericordia del Corazón de Jesús perdónanos
Paciencia del Corazón de Jesús no te canses de nosotros
Reino del Corazón de Jesús establécete en nosotros
Voluntad del Corazón de Jesús dispon de nosotros
Celo del Corazón de Jesús inflámanos
Virgen Inmaculada ruega por nosotros al Corazón de Jesús. Amén.


“Que su adorno no esté en el exterior, en peinados, joyas y modas, sino en lo oculto del corazón, en la incorruptibilidad de un espíritu dulce y sereno. Dios considera precioso ese comportamiento” 1 Pedro 3: 3-4

(Todo el texto fue tomado de la revista MINUTOS DE AMOR- No.203)

Novena de la Sangre de Cristo

LA SANGRE DE CRISTO

Nunca me imaginé el poder de la sangre de Jesús, yo acepté entrar en la bendición. Descubrí que por la sangre de Jesús derramada en el calvario podía acercarme con confianza a Dios para conseguir bendiciones para mi vida.

Esta novena o la Sangre de Cristo, por si misma, no tiene un mero poder mágico, se necesita de parte nuestra, que tengamos Fe, que aceptemos y declaremos a Jesús, Señor de todas las áreas de nuestra vida, iniciando un sincero proceso de conversión, reconociendo que soy pecador, con sincero arrepentimiento, después de haber hecho un buen examen de conciencia, habiendo prometido no volver a pecar, me acerco al sacramento de la confesión, con el sacerdote, para confesar los pecados cometidos y recibir la absolución y así volver a estar en gracia de Dios.

Jesús ha venido para romper las cadenas, para liberarnos de toda esclavitud, con su Sangre preciosa, nos limpia de todo pecado y nos sana integralmente.
Contenido

María Auxiliadora de los cristianos

MARÍA AUXILIADORA RUEGA POR NOSOTROS QUE RECURRIMOS A VOS!
HISTORIA:
El primero que llamó a la Virgen María con el título de "Auxiliadora" fue San Juan Crisóstomo, en Constantinopla en al año 345, el dice: " Tú, María, eres auxilio potentísimo de Dios".

San Juan Damasceno en el año 749 fue el primero en propagar la jaculatoria: "María Auxiliadora , rogad por nosotros". Y repite: la virgen es "auxiliadora para evitar males y peligros y auxiliadora para conseguir la salvación".

En el año 1572, el Papa San Pió quinto ordenó que en todo el mundo católico se rezara en las letanias la advocación " María Auxiliadora, rogad, por nosotros", porque en ese año Nuestra Señora libró prodigiosamente en la batalla de lepanto a toda la cristiandad que venía a ser destruida por un ejército mahometano de 282 barcos y 88.000 soldados.

En 1860 la Santísima Virgen se aparece a San Juan Bosco y le dice que quiere ser honrada con el título de "Auxiliadora", y le señala el sitio para que le construya en Turín, Italia, un templo.
Pero será exactamente en 1862, en plena madurez de Don Bosco, cuando éste hace la opción mariana definitiva: Auxiliadora. "La Virgen quiere que la honremos con el título de Auxiliadora: los tiempos que corren son tan aciagos que tenemos necesidad de que la Virgen nos ayude a conservar y a defender la fe cristiana".


Día de fiesta: 24 de mayo.

En 1814, el Papa Pío VII, prisionero del general Napoleón, prometió a la Virgen que el día que llegara a Roma, en libertad, lo declararía fiesta de María Auxiliadora. Inesperadamente el pontífice quedó libre, y llegó a Roma el 24 de mayo. Desde entonces quedó declarado el 24 de mayo como día de María Auxiliadora.


Novena de la confianza
María Auxiliadora enséñame y ayúdame                           Inmaculado Corazón de María
Oración de consagración
Oración de súplica

Visita a la basílica de María Auxiliadora
VER VIDEO MUSICAL                                                 Divina Misericordia

Descripción de la imagen de María Auxiliadora


Editado en Villanueva Casanare, parroquia del Sagrado Corazón de Jesús.

Novena al Espíritu Santo

EL REINO DE DIOS ES PAZ Y ALEGRÍA EN EL ESPÍRITU SANTO


Conviértete a Dios de todo corazón, despréndete de este mundo miserable y tu alma encontrará la paz; pues el reino de Dios es paz y alegría en el Espíritu Santo. Cristo vendrá a ti y te dará a probar su consuelo, si le preparas una digna morada en tu interior.


Toda su gloria y hermosura está en lo interior, y allí se complace. Tiene él un frecuente trato con el hombre interior, platica dulcemente con él, lo consuela suavemente, le infunde una paz profunda y tiene con él una familiaridad admirable en extremo.

Ea, pues, alma fiel, prepara tu corazón a este Esposo, para que se digne venir a ti y habitar en ti. Pues él dice: ........seguir leyendo...

Sigamos esta novena con devoción y decisión de abrirnos al Amor de Dios.

Inmaculado Corazón de María, "EL SECRETO DE FATIMA"

Tomado del documento del Vaticano, EL MENSAJE DE FATIMA

Fátima es sin duda la más profética de las apariciones modernas.

Apariciones y signos sobrenaturales salpican la historia, entran en el vivo de los acontecimientos humanos y acompañan el camino del mundo, sorprendiendo a creyentes y no creyentes. Estas manifestaciones, que no pueden contradecir el contenido de la fe, deben confluir hacia el objeto central del anuncio de Cristo: el amor del Padre que suscita en los hombres la conversión y da la gracia para abandonarse a Él con devoción filial. Éste es también el mensaje de Fátima que, con un angustioso llamamiento a la conversión y a la penitencia, impulsa en realidad hacia el corazón del Evangelio.

Consagración al Corazón Inmaculado de la Santísima Virgen María

ORACIONES / VIRGEN MARÍA / INMACULADO CORAZÓN / CONSAGRACIÓN
Virgen de Fátima, Madre de Misericordia, Reina del Cielo y de la Tierra, refugio de los pecadores, nosotros, adhiriéndonos al Movimiento Mariano, nos consagramos de un modo especialísimo a Tu Corazón Inmaculado.

Con este acto de consagración queremos vivir Contigo y por medio de Ti, todos los compromisos asumidos con nuestra consagración bautismal; nos comprometemos a realizar en nosotros aquella conversión interior, tan requerida por el Evangelio, que nos libre de todo

Oración a la Virgen de Fátima

Oh Virgen Santísima, Vos os aparecisteis repetidas veces a los niños; yo también quisiera veros, oír vuestra voz y deciros: Madre mía, llevadme al Cielo. Confiando en vuestro amor, os pido me alcancéis de vuestro Hijo Jesús una fe viva, inteligencia para conocerle y amarle, paciencia y gracia para servirle a Él a mis hermanos, y un día poder unirnos con Vos allí en el Cielo.

Padre nuestro, Avemaría y Gloria.