Oración por mi hijo



Querido y amoroso Padre Celestial.
Cuando el fue un bebé, yo lo tuve en mis manos, así cómo tu me tomaste tiernamente en las tuyas.
Enséñame a confiar y no temer por mi hijo, el a crecido y ya no depende de mi, él a comenzado su propia vida.
Padre amoroso así cómo yo soy tu hija, él lo es también para ti.
Permíteme entregártelo! Muéstrame qué toda autoridad viene solamente de ti Señor.
Hazme un instrumento verdaderamente genuino para saber cómo guiarlo; déjame ser fuerte por su amor, ayúdame a disciplinar sin enojo o frustración, pero si con sabiduría y con amor.
Permite tratarlo como tú me tratas a mi; aceptando, perdonando, guiando y aconsejando, permitiéndome Señor ser buena madre para mi hijo.
Jesús dió su vida por mi, permíteme dar mis deseos, mis planes a tu santa voluntad.
Permítele que llegue a conocerte y rodéalo de gente buena qué le hablen de ti. Pero sobretodo te pido qué te vea en el rostro del pobre, del enfermo y del solitario.
Querido y amoroso Señor permítele qué te encuentre cómo amigo, cómo maestro, pero sobretodo cómo Padre nuestro!
Todo esto te lo pido en el nombre de Tu Hijo amado qué vive y reina por los siglos de los siglos...
AMEN

De la publicación del canal del Padre Sergio
Publicar un comentario