ACORDAOS, oración a la Virgen María

Honra, reverencia y respeta con especial amor a la sagrada y gloriosa Virgen María, porque es Madre de nuestro Padre soberano y, por consiguiente, nuestra gran Madre. Recurramos, pues, a ella, y como hijuelos suyos echémonos en su regazo en todo tiempo y ocurrencia, con firmisima confianza; invoquemos a esta dulce Madre, imploremos su amor maternal, procuremos imitar sus virtudes y tengamos un afecto verdaderamente filial con esta Señora

San Francisco de Sales
Introd. a la vida devota, II, 16
ACORDAOS

Acordaos, ¡oh piadosísima Virgen María!, que jamás se ha oído decir que ninguno de los que han acudido a vuestra protección, implorando vuestro auxilio, haya sido desamparado. Animado por esta confianza, a Vos acudo, oh Madre, Virgen de las vírgenes, y gimiendo bajo el peso de mis pecados me atrevo a comparecer ante Vos. Oh madre de Dios, no desechéis mis súplicas, antes bien, escuchadlas y acogedlas benigna mente. Amén.

ESCUCHA DICE EL SEÑOR, hay que volver a Dios de todo corazón y el nos va a bendecir (Deu 30, 16-18), tenemos un  enemigo que está dentro de nosotros y nos está destruyendo, preparemos una buena confesión.  Las oraciones van a ser escuchadas si tu obedeces a la Virgen María: " Haced lo que El os diga" Jn 2, 5. La alegría y la paz  volverá a nuestro corazón, todo será fiesta porque el Señor será glorificado en nosotros.

Lo invito también a conocer todo sobre el santo Rosario, da clic

Que hermosa es la oración de la Coronilla de la Divina Misericordia, da clic

4 comentarios:

teofilo serrano dijo...

FUE UNA ORACIÓN FRECUENTE DE LOS SOLDADOS CHILENOS ANTES DE LA BATALLA DEL CAMPO DE LA ALIANZA

teofilo serrano dijo...

FUE UNA ORACIÓN FRECUENTE DE LOS SOLDADOS CHILENOS ANTES DE LA BATALLA DEL CAMPO DE LA ALIANZA

MariaOlga Aranda dijo...

Importante y poderosa oración

Martha Reynoso dijo...

La oración Acordaos o “Memorare”
es atribuida a San Bernardo de Claraval pero en realidad es de autor desconocido. Los primeros documentos donde se le encuentra son del siglo XV. La divulgó un fraile francés, Claude Bernard (s. XVI-XVII). La utilizaba para ayudar a los condenados a muerte. Mandó imprimir miles en distintos idiomas. Le tenía mucha devoción al Acordaos porque se curó de una grave enfermedad después de rezarlo.