LA IRA DE DIOS QUE VIENE SOBRE TODOS

http://mercaba.org/Enciclopedia/I/ira_de_dios.htm 

EL GRAN DIA DE YAHVEH
Así lo describe Sofonías 1:14-18: "El gran día de Yahweh viene presuroso; el estruendo del día de Yahweh es horrible, hasta los fuertes dan gritos amargos. Día de ira es aquél, día de angustia y de congoja, día de ruina y de asolamiento, día de tinieblas y de oscuridad. aterraré a los hombres, que andarán como ciegos, por haber pecado contra Yahweh, su sangre será derramada como se derrama el polvo, y tirados sus cadáveres como estiércol . toda la tierra será consumida en el fuego de su furor"

De esta "ira de Dios" habla el A.T. en los libros históricos, proféticos y sapienciales, y el N.T. en los Evangelios, las Epístolas y el Apocalipsis. y a lo largo de la Biblia se destaca "el día del Senor", "el día grande de la ira de Yahweh", que, como nos explica S. Pablo en Rom_2:5, sería el día del juicio final, el juicio justo de Dios con castigos tremendamente enormes y eternos, pero que son "justos", porque Yahweh es misericordioso y benigno, tardo a la ira y muy benevolente: (Sal_103:8).

O sea que Dios es muy misericordioso, y tiene mucha paciencia, pero cuando descarga el furor de su ira es tan poderosa y terrible como la de un Dios: 

"Tú eres terrible, ¿quién puede resistir ante ti, bajo el golpe de tu ira? 
Desde el cielo pronuncias la sentencia, la tierra se amedrenta y enmudece"

Ira de Dios contra el pecado:

Rom 1:18  Desde el cielo nos amenaza la indignación de Dios por todas las maldades e injusticias de aquellos que sofocan la verdad con el mal.
Rom 2:5-8  Si tu corazón se endurece y te niegas a cambiar, te estás preparando para ti mismo un gran castigo para el día del juicio, cuando Dios se presente como justo Juez.
El pagará a cada uno de acuerdo con sus obras.
Dará vida eterna a quien haya seguido el camino de la gloria, del honor y la inmortalidad, siendo constante en hacer el bien; y en cambio habrá sentencia de reprobación para quienes no han seguido la verdad, sino más bien la injusticia.
Efe 5:5-7  Sépanlo bien: ni el corrompido, ni el impuro, ni el que se apega al dinero, que es servir a un dios falso, tendrán parte en el reino de Cristo y de Dios.
Que nadie los engañe con razonamientos vacíos, pues son estas cosas las que Dios se prepara a condenar en los enemigos de la fe: no sea que ustedes compartan su suerte.
Col 3:5-6  Por tanto, hagan morir en ustedes lo que es "terrenal", es decir, libertinaje, impureza, pasión desordenada, malos deseos y el amor al dinero, que es una manera de servir a los ídolos. 
Tales cosas atraen los castigos de Dios.
Jua 3:36  El que cree en el Hijo vive de vida eterna, pero el que se niega a creer en el Hijo se queda con el Dios que condena: nunca conocerá la vida." 
Heb 3:17-19  ¿Quiénes son los que cansaron a Dios durante cuarenta años? Los que habían pecado, por lo que perecieron y sus cadáveres quedaron en el desierto. 
¿A quiénes juró Dios que no entrarían en su lugar de descanso? A aquellos rebeldes, por supuesto, y vemos que se les prohibió la entrada a causa de su falta de fe. 
Heb 10:26-27  Si pecamos voluntariamente después de haber recibido el pleno conocimiento de la verdad, no puede haber ya sacrificio por el pecado; solamente queda la perspectiva tremenda del juicio y del fuego que devorará a los rebeldes.

JESÚS HA VENIDO PARA SALVARNOS:
Mat 1:21  tú eres el que pondrás el nombre al hijo que dará a luz. Y lo llamarás Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados".
Sal 103:8  El Señor es ternura y compasión, lento a la cólera y lleno de amor;  
Isa 48:9  Pero por amor de mi Nombre contuve mi enojo y por mi honor me reprimí y no te hice pedazos. 

COMO APARTARSE DE LA IRA DE DIOS?
-Creyendo en Jesucristo nuestro salvador:
 Jua 3:14-18  Recuerden la serpiente que Moisés hizo levantar en el desierto: así también tiene que ser levantado el Hijo del Hombre, y entonces todo el que crea en él tendrá por él vida eterna. 
¡Así amó Dios al mundo! Le dio al Hijo Único, para que quien cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna. 
Dios no envió al Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que se salve el mundo gracias a él. 
Para quien cree en él no hay juicio. En cambio, el que no cree ya se ha condenado, por el hecho de no creer en el Nombre del Hijo único de Dios.
- Confesando nuestros pecados y arrepintiéndonos,
1Jn 1:9  Pero si confesamos nuestros pecados, él, que es fiel y justo, nos perdonará nuestros pecados y nos limpiará de toda maldad. 
- Por la penitencia:
Jon 3:5-10  Los ninivitas creyeron en la advertencia de Dios y ordenaron un ayuno, y se vistieron de saco desde el mayor al menor. 
La noticia llegó hasta el rey de Nínive, que se levantó de su trono, se quitó el manto, se vistió de saco y se sentó sobre cenizas. 
Luego hizo publicar esta orden en Nínive: "Hombres y bestias no comerán ni beberán nada. 
Que se vistan de saco y clamen a Dios insistentemente. Que cada uno se corrija de su mala conducta y de sus malas obras. 
¿Quién sabe si Dios se arrepentirá y cesará su enojo, de manera que no nos haga morir?" 
Al ver Dios lo que hacían y cómo se habían arrepentido de su mala conducta, se arrepintió él también y no los castigó como los había amenazado. 

Sólo en Dios descansa mi alma, porque de él viene mi salvación; sólo él es mi roca y mi salvación, mi alcázar: no vacilaré. Sal 62, 2-3

Diccionario Bíblico Cristiano, Dr. J. Dominguez

En el siguiente enlace otros temas de conversión: http://hizomasfuertemife.blogspot.com/search/label/conversión






Publicar un comentario