Orar por las almas de los MUERTOS

"Y rogaron al Señor que aquel pecado les fuera totalmente perdonado. Judas exhortó a sus tropas a conservarse sin pecado, pues acababan de ver lo que había pasado a los que habían muerto por su pecado. Hizo una colecta entre los soldados y reunió dos mil dracmas de plata, que envió a Jerusalén para que ofrecieran un sacrificio por el pecado, actúo recta y noblemente pensando en la RESURRECCIÓN, pues si él no hubiera creído qué los MUERTOS HABRÍAN DE RESUCITAR, había sido ridículo y superfluo rezar por ellos. Pero, creyendo firmemente que a los que mueren piadosamente les está reservado larga recompensa, pensamiento santo y piadoso ofreció el sacrificio expiatorio para que los muertos fueran absueltos de sus pecados" 2Mac. 12,42-46.
 "Se generoso con todos los vivos y a los muertos no les niegue su piedad" Edo.7,33.
 "Hay algunos que se hacen bautizar por los que han muerto, ¿qué sentido tendría ese bautismo, sí es cierto que los muertos no resucitan?" lCor.15,29.
DE CLIC AQUI PARA IR A LOS DEMAS TEMAS DEL MANUAL "DEFENDAMOS NUESTRA FE"
Publicar un comentario