El dogma de la MATERNIDAD DIVINA

¿EN QUÉ CONSISTE?

El dogma de la MATERNIDAD DIVINA consiste en que
la Virgen María es verdadera Madre de Dios, por haber engendrado por obra del Espíritu Santo y dado a la luz a Jesucristo, no en cuanto a su Naturaleza Divina, sino en cuanto a la Naturaleza humana que había asumido. La Iglesia afirma este Dogma desde siempre, y lo definió solemnemente en el Concilio de Efeso (siglo V). El Concilio Vaticano II menciona esta verdad con las siguientes palabras:

"Desde los tiempos más antiguos, la Bienaventurada Virgen es honrada con el título de Madre de Dios, a cuyo amparo los fieles acuden con sus súplicas en todos sus peligros y necesidades" (Const. Dogmática Lumen Gentium, Num 66).

María, Madre de Dios, JPII, audiencia general, 27 nov 1996
María, educadora del Hijo de Dios, JPII, audiencia general, 4 dic 1996

Otros DOGMAS:
Publicar un comentario