¿Que significado tiene en la Biblia el número 40?

SIGNIFICADO DEL NÚMERO 40 EN LA BIBLIA

Cuarenta representa en la Biblia, como dato cronológico, el período de tiempo de toda la edad de una persona.
Indica la duración de una generación; eso dura la peregrinación por el desierto (Num 14,34), la tranquilidad después de la misión de cada juez (Jue 3,11; 5,31; etc.), el reinado de David (2 Sam 5,4), etc. Si son días, es un periodo largo, de duración imprecisa, traducible por "muchos": el diluvio (Gen 7,4), Moisés en el Sinaí (Ex 24,18). Símbolo de los 40 años del desierto son los 40 días del viaje de Elías (1 Re 19,8) y del ayuno de Jesús '(Mc 1,13), ambos en el desierto, simbolismo que, por otro lado, no implica nada en contra de la exactitud material del  número.


Conozca también sobre el santo Rosario, atrévete, da clic

El tiempo litúrgico llamado CUARESMA, tiene una duración de cuarenta días, porque?


En cuanto al número de días del ayuno cuaresmal, San Gregorio da tres razones para justificarlo. En primer lugar, el decálogo se perfecciona con los cuatro libros del Santo Evangelio, y el número diez multiplicado por cuatro da cuarenta. En segundo lugar, nuestro cuerpo mortal se compone de cuatro elementos, los cuales nos incitan a rebelarnos contra los preceptos del Señor contenidos en el decálogo. Por eso es conveniente que mortifiquemos nuestro cuerpo durante cuarenta días. En tercer lugar, nos esforzamos por ofrecer así a Dios la décima parte de nuestros días, puesto que, dado que el año tiene trescientos sesenta días, nos mortificamos durante treinta y seis, que son los que ayunamos en las seis semanas de Cuaresma, dando así a Dios la décima parte de nuestro año.
San Agustín añade una cuarta razón. El Creador es la Trinidad: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Por otra parte, el número tres se acomoda bien a la criatura espiritual, pues se nos manda amar con todo el corazón, con toda el alma y con toda la mente. Por su parte, a la criatura visible se adapta el número cuatro, por estar compuesta de cuatro elementos: calor, frío, húmedo y seco. Así, pues, el número diez significa todo lo que existe; si se multiplica por el número cuatro, que corresponde al cuerpo que lleva a cabo el ayuno, tenemos el número cuarenta.


CUARESMA, 40 días; aquí se aplica el SENTIDO DEL PERIODO DEL DESIERTO

.
Una interpretación global del período del desierto es la que nos ofrece Deu 8:26 : "Acuérdate del camino que el Señor te ha hecho andar durante cuarenta años a través del desierto con el fin de humillarte, probarte y conocer los sentimientos de tu corazón y ver si guardabas o no sus mandamientos. Te ha humillado y te ha hecho sentir hambre para alimentarte luego con el maná, desconocido de tus mayores; para que aprendieras que no sólo de pan vive el hombre, sino de todo lo que sale de la boca del Señor. No se gastaron tus vestidos ni se hincharon tus pies durante esos cuarenta años. Reconoce en tu corazón que el Señor, tu Dios, te corrige como un padre hace con su hijo. Guarda los mandamientos del Señor, tu Dios; sigue sus caminos y respétale".

En este pasaje se nos da una interpretación teológica de la experiencia del desierto. Dios es un educador. A través de las pruebas del desierto, Israel tiene que aprender cuál es el comportamiento debido con su Dios. La mirada hacia atrás, hacia la época del desierto, tiene que hacer comprender igualmente a los interlocutores del libro del Deuteronomio del siglo VI a.C. que también su situación presente es un "desierto", es decir, una prueba en la que Israel tiene que demostrar si verdaderamente ve a Yhwh como a aquel de quien recibe todo bien y si está dispuesto a guardar sus mandamientos. El "bienestar" no es una empresa o una conquista de Israel ni una cosa lógica y que vaya por sí misma. Sigue siendo un "milagro" de Yhwh, incluso en la tierra prometida. En otras palabras: Israel tiene que aprender la lección del desierto: solamente una sociedad que escucha la palabra de Yhwh y la pone en práctica es una sociedad sana y viva. Una sociedad que intenta construirse sin referencia alguna a Dios, con solas sus fuerzas, es una sociedad enferma, que va al encuentro de mil corrupciones y enfermedades, es decir, que no sale del desierto.


El contenido anterior fue tomado de:
Diccionario Bíblico Digital, Grupo C Service & Design Ltda., Colombia, 2003
Diccionario según biblia de Jerusalen
Summa Teológica, santo Tomas de Aquino.
Editado en la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús de Villanueva Casanare Colombia

Mira la Estrella mira a María, san Bernardo

Si se levantan los vientos de las tentaciones, si tropiezas con los escollos de la tentación, mira a la estrella, llama a María.

Si te agitan las olas de la soberbia, de la ambición o de la envidia, mira a la estrella, llama a María.

Si la ira, la avaricia o la impureza impelen violentamente la nave de tu alma, mira a María.

Si turbado con la memoria de tus pecados, confuso ante la fealdad de tu conciencia, temeroso ante la idea del juicio, comienzas a hundirte en la sima sin fondo de la tristeza o en el abismo de la desesperación, piensa en María.

En los peligros, en las angustias, en las dudas, piensa en María, invoca a María. No se aparte María de tu boca, no se aparte de tu corazón; y para conseguir su ayuda intercesora no te apartes tú de los ejemplos de su virtud. No te descaminarás si la sigues, no desesperarás si la ruegas, no te perderás si en ella piensas.

Si ella te tiene de su mano, no caerás; si te protege, nada tendrás que temer; no te fatigarás sí es tu guía; llegarás felizmente al puerto si Ella te ampara

La Señal de la Cruz, el crucifijo, esta en la Biblia?, que significa?

Consulte en este enlace: "La Cruz es un signo de maldición?, Los enemigos de la Cruz"

La señal de la cruz es un signo, un sacramental, que nos identifica como cristianos. "Entonces aparecerá en el cielo la señal del Hijo del Hombre" (Mt 24,30).

Con este signo manifestamos nuestra fe que Cristo nos redimió por Su Cruz. Al señalarnos con la cruz decimos "En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo".

El Catecismo dice:
2157El cristiano comienza su jornada, sus oraciones y sus acciones con la señal de la cruz, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, Amén. El bautizado consagra la jornada a la gloria de Dios e invoca la gracia del Señor que le permite actuar en el Espíritu como hijo del Padre. La señal de la cruz nos fortalece en las tentaciones y en las dificultades.

Es la Cruz un signo de maldición?. Enemigos de la Cruz de Cristo

LA BIBLIA ENSEÑA:
Que la SANTA CRUZ es signo de vida no de muerte; signo de bendición no de maldición.

Consulte en este enlace, la Cruz es bendición para todo el que cree.

Para el Antiguo Testamento (AT) la cruz es signo de maldición, para el Nuevo Testamento (NT) signo de bendición -salvación. Jesucristo levantó la maldición muriendo en la Cruz por nosotros.

Jesús, sabiendo el rechazo que iba producir la predicación de la cruz, "comenzó a manifestar a sus discípulos que Él debía ir a Jerusalén y sufrir mucho...ser matado y resucitar al tercer día. Pedro le tomó aparte y se puso a reprenderle: ´¡Lejos de ti, Señor, de ningún modo te sucederá eso!´ Pero Él dijo a Pedro: ¡Quítate de mi vista, Satanás!¡...porque tus pensamientos no son de Dios, sino de los hombres!" (Mt 16, 21-23).
Pedro ignoraba el poder de Cristo y no tenía fe en la resurrección,

por eso quiso apartarlo del camino que lleva a la cruz, pero Cristo le enseña que el que se opone a la cruz se pone de lado de Satanás.

Hoy parecemos asistir a la desaparición progresiva del símbolo de la cruz. Desaparece de las casas de los vivos y de las tumbas de los muertos, y desaparece sobre todo del corazón de muchos hombres y mujeres a quienes molesta contemplar a un hombre clavado en la cruz. Esto no nos debe extrañar, pues ya desde el inicio del cristianismo San Pablo hablaba de falsos hermanos que querían abolir la cruz: "Porque son muchos y ahora os lo digo con lágrimas, que son enemigos de la cruz de Cristo" (Flp 3, 18-19).

Satanás el orgulloso y soberbio odia la cruz porque Jesucristo, humilde y obediente, lo venció en ella "humillándose a sí mismo, obedeciendo hasta la muerte y muerte de cruz", y así transformo la cruz en victoria: "...por lo cual Dios le ensalzó y le dio un nombre que está sobre todo nombre" (Flp 2, 8-9).

Algunas personas, para confundirnos, nos preguntan: ¿Adorarías tú el cuchillo con que mataron a tu padre?

¡Por supuesto que no!

1º. Porque mi padre no tiene poder para convertir un símbolo de derrota en símbolo de victoria; pero Cristo sí tiene poder. ¿O tú no crees en el poder de la sangre de Cristo? Si la tierra que pisó Jesús es Tierra Santa, la cruz bañada con la sangre de Cristo, con más razón, es Santa Cruz.

2º. No fue la cruz la que mató a Jesús sino nuestros pecados. "Él ha sido herido por nuestras rebeldías y molido por nuestros pecados, el castigo que nos devuelve la paz calló sobre Él y por sus llagas hemos sido curados". (Is 53, 5). ¿Cómo puede ser la cruz signo maldito, si nos cura y nos devuelve la paz?

3º. La historia de Jesús no termina en la muerte. Cuando recordamos la cruz de Cristo, nuestra fe y esperanza se centran en el resucitado. Por eso para San Pablo la cruz era motivo de gloria (Gál 6, 14).

Objeción: La Biblia dice:"Maldito el que cuelga del madero...".

Respuesta: Los malditos que merecíamos la cruz por nuestros pecados éramos nosotros, pero Cristo, el Bendito, al bañar con su sangre la cruz, la convirtió en camino de salvación.

El que vea a Jesús en la cruz, con fe, se salva

Jesús dijo: "como Moisés levantó a la serpiente en el desierto, así tiene que ser levantado (en la cruz) el Hijo del hombre, para que todo el que crea en Él tenga vida eterna" (Jn 3, 14-15). Al ver la serpiente, los heridos de veneno mortal quedaban curados. Al ver al crucificado, el centurión pagano se hizo creyente; Juan, el apóstol que lo vio, se convirtió en testigo. Lee: Juan 19, 35-37.
Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús, Villanueva Casanare Colombia

Jesucristo Portador del Agua de la Vida

Una reflexión cristiana sobre la "Nueva Era"

Este documento de la Iglesia expone la posición oficial del Vaticano frente a las prácticas de Nueva Era.

El siguiente es el enlace a la página del VATICANO donde esta el documento completo,  de clic aquí.

Lo que se expone a continuación hace parte de este documento eclesiástico.
Lo que pretendo es que de una manera más sencilla usted pueda llegar a temas específicos sobre la Nueva Era.

NOTIFICACIÓN SOBRE LOS ESCRITOS DEL PADRE ANTHONY DE MELLO S.J.

ANTHONY DE MELO, Nueva Era, New Age, VATICANO


Este es un documento de la CONGREGACIÓN PARA LA DOCTRINA DE LA FE, del VATICANO.

 Enlace para ver todo el documento.

Esta Congregación, a fin de tutelar el bien de los fieles, considera obligado declarar que las posiciones expuestas, en el documento, sobre los escritos del padre Anthony de Mello, son incompatibles con la fe católica y pueden causar grave daño.


Para mayor comprensión, lo invito a leer el documento, también de la Iglesia: JESUCRISTO PORTADOR DEL AGUA DE LA VIDA


Editado en Villanueva Casanare, parroquia del Sagrado Corazón de Jesús

EL INFIERNO ES LA CONSECUENCIA ULTIMA DEL PECADO

Cielo Infierno Purgatorio Resurrección Pecado
"El infierno como rechazo definitivo de Dios"
Catequesis del Santo Padre Juan Pablo II, 28 julio 1999

1. Dios es Padre infinitamente bueno y misericordioso. Pero, por desgracia, el hombre, llamado a responderle en la libertad, puede elegir rechazar definitivamente su amor y su perdón, renunciando así para siempre a la comunión gozosa con él. Precisamente esta trágica situación es lo que señala la doctrina cristiana cuando habla de condenación o infierno. 
No se trata de un castigo de Dios infligido desde el exterior, sino del desarrollo de premisas ya puestas por el hombre en esta vida. La misma dimensión de infelicidad que conlleva esta oscura condición puede intuirse, en cierto modo, a la luz de algunas experiencias nuestras terribles, que convierten la vida, como se suele decir, en "un infierno".
Con todo, en sentido teológico, el infierno es algo muy diferente: es la última consecuencia del pecado mismo, que se vuelve contra quien lo ha cometido. Es la situación en que se sitúa definitivamente quien rechaza la misericordia del Padre incluso en el último instante de su vida.....ver mas

Editado en Villanueva Casanare.